miércoles, 2 de octubre de 2013

Colecho, antes y después de


Hace unos cuantos meses estando embarazada y a punto de salir de cuentas un grupo de chicas (blogueras y lectoras de blog de maternidad sin ser ellas mismas madres) y yo estuvimos hablando de lo que pensábamos de la lactancia, colecho, etc. Temas todos ellos tratados en los blog de maternidad. Una de ellas me propuso escribir una entrada de lo que pensaba sobre ello - en ese momento- para compararlo después de dar a luz. No lo hice en su momento y ahora me arrepiento puesto que en algunas cosillas reconozco que ha cambiado totalmente mi forma ver las cosas y donde dije digo, digo Diego. Intentaré contar ahora lo que pensaba antes sin que influya lo que pienso ahora.. Jajaja.

A ver, primero sobre el colecho, que es donde menos he cambiado de parecer.

ANTES de ser madre tenía clarísimo que no practicaría el colecho. La razón principal era que creía firmemente que el niño debía dormir en su cama o cuna por muchos motivos la mayoría de por cómo me educaron a mí . Simplemente creía que cada uno ha de tener su cama, su espacio. No concebía tampoco la idea de desterrar a mi pareja a otro cuarto, y pensaba que si el niño se acostumbra luego no hay quién le acostumbre a su cama y cuarto.

En fin que tenía claro que no lo practicaría y a veces veía con mucha crítica a las que lo defienden a capa y espada o intentan convencer al mundo de que es lo mejor. Yo, personalmente creía y sigo pensando que es un error (y que me perdonen las que sí lo practican, las respeto y además entiendo que es una gozada porque ya contaré a continuación, alguna vez si he colado a la peque en mi cama)

AHORA QUE SOY MADRE sigo pensando exactamente igual y no practico el colecho por todo lo dicho y añado un motivo más. Me da pánico aplastar al bebé o que se caiga. Alguna noche que Ciruelilla no se podía dormir o no tenía sueño pero nosotros sí, la hemos metido en la cama a entre los dos o F la tumbaba boca abajo encima de su pecho y así se quedaban dormidos hasta que la dejaba entre nosotros dos una vez dormida. Lo habremos hecho no más de 5 veces en total en dos meses y medio y principalmente por el gustazo de sentir a la peke cerca y  achucharla un poco. reconozco que por un lado es una gozada pero no lo hacemos. Además estamos los dos de acuerdo.

Tengo que decir también para ser totalmente justa. Antes de tener hijos decía siempre "esta es mi opinión ahora, no se qué haré diferente cuando tenga hijos" - y ahora tengo que decir que Ciruelilla es tan buena y tan dormilona y nunca ha hecho demasiadas tomas nocturnas lo cual ha ayudado mucho y no sé que habría hecho o que opinaría del colecho si no hubiera sido así... Por eso entiendo y respeto a aquellas para las que el colecho es la mejor solución, por ejemplo.

Al final me ha quedado muy largo pero resumiendo... No practico el colecho, tenía más o menos claro que no lo haría antes de ser madre, sigo pensando lo mismo después de serlo y respeto y entiendo a quien lo practica. La matrona de las clases de preparto y del taller de lactancia al que voy lo promueve y supongo que sus beneficios tendrá pero para mi es mucho más beneficioso no hacerlo y mi niña duerme muy bien en su cuna y es más le gusta y la mayoría de las veces se duerme sola jugando. Reconozco que tenemos suerte en ese sentido.

Ah, lo que sí que hago y es una gozada es meterla en mi cama por la mañana a jugar un poco y a veces a echarnos una mini siesta después de la toma de la mañana y como ya he dicho antes... Es una gozada!!!

¡Besos y feliz miércoles!

10 comentarios:

  1. Pues mi caso fue igual. También me daba miedo aplastarles y el resto de motivos los comparto. Incluso lo de las mañanas también lo he hecho!. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Como bien dices, lo importante es respetar y que cada uno se sienta cómodo con su decisión. Se os sigue sintiendo muy felices :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo ya os contaré mi caso. En su día andaba buscando cunas de colecho, pero al final nos decidimos por una normal porque son súper caras y la economía no da para tanto... Nunca pensé en meterla en mi misma cama, aunque si en la misma habitación por tiempo indeterminado (porque el piso solo tiene un dormitorio y no está en mente de momento la mudanza). Al final, en tres meses y pico, no ha estrenado la cuna!! y yo encantada, eh? :)

    ResponderEliminar
  4. Yo he dormido con mis padres ya mayorcita, de pequeña tenía la cuna al lado de su cama. También hemos pasado noches en los sofas outlet del salón...

    ResponderEliminar
  5. Jajaja. Bueno, pues al menos en eso no has cambiado mucho de parecer. Ya nos contarás sobre el resto... Besotes, guapa!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo tb pensaba un poco lo mismo que tu antes de ser madre y no cambié mucho de parecer cuand tube a la niña. Ahora con la segunda no tendre tantos prejuicios con el colecho, pero no lo practicaremos de forma habitual. Primero, porque necesito espacio para dormir (a veces me sobra hasta mi maridin, pobrete, jeje), y segundo, porque ese rato antes de dormirnos nos lo dedicamos a nosotros como pareja y nos gusta d dicha manera. Imagino q si colechara nos lo montariamos d otra manera xo asi nos sentimos comodos y a gusto. Mi hija nunca a odiado su cuna ni su habitacion. Un beso

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajaja creo que yo estaba entre esas blogueras xDDD
    No puedo odiar nada más que dormir acompañada.

    ResponderEliminar
  8. En mi caso, yo sí practico el colecho. No fue algo que pensase hacer, pero con Peque fue la única manera de poder descansar...Y ahora ya es por vicio, jajajaja!
    Desde el respeto todos podemos compartir puntos de vista :)
    Muas!

    ResponderEliminar
  9. Hola acabo de descubrir tu blog, soy nueva en el mundo de blogger jaja y decirte que me ha encantado totalmente tu blog. Yo tambien tengo uno en el que espero contar mi aventura como mamá y dar algun que otro consejo, espero tu visita!
    http://thelittlesofia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. yo disfruto mogollon colechANDO tengo una cama re-grande y no nos tropezamos nunca..de momento disfruto de mi peque que va creciendo tan rapido que pronto me exigira' su camita abrazossss

    ResponderEliminar