miércoles, 26 de septiembre de 2012

Vuestros deseos son órdenes - Cena en Palacio

En mi última entrada sobre un premio contaba 11 cosas sobre mí y 3 de ellas os llamaron mucho la atención así que sin más dilación os la cuento con detalle, ahí va la primera: Cena en Palacio

Hace unos años a mi padre le invitaron a una cena en el Palacio Real con motivo de la visita del príncipe heredero de Arabia Saudí que a su vez era ministro de Defensa. Por aquel entonces mi padre trabajaba en una empresa privada relacionada con Defensa, así que estaba invitado. Puntualizo que a la cena estaban invitadas un centenar de personas relacionadas con el gobierno, defensa, prensa rosa (no sé muy bien por qué) etc. Mi madre estaba de viaje y pensó que igual podría acompañarle yo, ya que a esas cenas está "feo" protocolariamente hablando asistir sin pareja, o al menos eso pensaba ella. Como anécdota os diré que mi padre, pasó olímpicamente de preguntar y fui con él como "Señora de".

Al llegar a Palacio (mola como suena eso, ¿qué no?) nos dieron un coctel hasta que llegaron todos los invitados. Me presentaron a Gallardón por ejemplo, y a algún personajillo conocido más que ahora no recuerdo. Hubo un par de anécdotas curiosas de gente que conocía a mi padre, pero también a mi madre, al menos de vista.. y claro, yo no soy mi madre y miraban a mi padre con cara de "mira éste, que ahora está con una jovencita.... "

Después del cóctel pasabas al salón ese en que siempre vemos a los reyes con el invitado de honor saludando a todo el mundo, y  todos los invitados estábamos como quien dice en fila india y te iban llamando “fulanito de tal y señora” y pasabas dándoles la mano uno a uno a las infantas, el jeque árabe, la reina, el rey, el príncipe..  y ya pasabas al comedor. Tengo foto de mi momento reverencia y besamano a al reina … iba nerviosísima porque soy super patosa, ¡¡pero  no me caí!! Lo digo porque esto del saludo y reverencia no lo haces así en plan cámara lenta como cuando practicas, no,no, no, que hay mucha gente detrás y vas caminando...y rapidito ...y etonces te paras, reverencia, caminas, te paras ,reverencia, caminas, te paras reverencia… vamos que no te estampas contra el principito de milagro!

Despues del saludo pasas al comedor, es una mesa enoooooooooooooorme, rectangular. Presiden en el centro los reyes uno enfrente del otro, los invitados de honor árabes cada uno al lado derecho de una de sus majestades y luego el resto de invitados desde el centro hasta los bordes de la mesa alejándose de más “importante” a menos. No hace falta decir que yo estaba en uno de los lados más alejados. Para más datos NO estás sentado al lado de tu pareja (padre en mi caso) con lo cual yo tenía a un lado a un árabe ataviado con túnica blanca de esas y cinta negra en la cabeza, ya sabéis cómo digo, a un lado y a un señor español al otro. Los árabes no beben alcohol así que sólo los no-arabes teníamos copita de vino blanco, vino tinto e incluso una de cava. Ellos zumito de naranja y agua. El árabe a mi izquierda estaba interesadísimo por las costumbres occidentales y sorprendidísimo de que yo, una mujer y encima joven, bebiera, o más bien ¡¡se me permitiera beber!! Me dio la chapa toda la cena... que si trabajaba, que si estaba soltera, que si tenía estudios y viajaba...

La comida te la sirven a toda prisa, casi casi te están quitando el primero sin acabar para darte el segundo y el árabe a mi vera era tan parlanchín que en el postre me distraje y no me dio tiempo ni a darle dos cucharazos porque cuando me quise dar cuenta me lo estaban quitando.

Tras la cena, todos a la sala contigua. Daban café y repartían cigarrillos y puros, como en las bodas. Ahí podría haber saludado al príncipe ya que le tuve prácticamente a metro y medio y muchos se acercaban a hablar con él... pero me dio corte (qué pringuis)

Todo fue muy rápido, creo que llegamos a Palacio a las 8 y a las 10.30 ya estábamos en el pub debajo de casa, de punta en blanco tomando una copa... 

La experiencia fue genial y yo me pregunto, aunque fuera sólo de reojo, ¿cómo es que aún depués de tener la inmensa suerte de verme, Felipito prefirió a la Leti??

¡¡Besos a todos y feliz y lluvioso miércoles!!   

20 comentarios:

  1. Jajajajaja!!!!!. Aún no me ha dado tiempo de comentar en el post de antes porque voy leyendo según entran en la lista de lectura pero vaya telaaaaaaaaaaaa, me muero de la risa contigo!!! sobretodo con lo de la Leti si es que...el principito no tiene criterio, desde luego!!! pero piensa que es mejor porque si no tu vida sería muy aburrida y vamos que con la que tienes ahora pa que cambiarla!!!!

    Muyyyyy bueno!!! pedazo de cenita!! eres una caja de sorpresas!

    Alpaquilla se despide con:

    Tiene derecho a criticar, quien tiene un corazón dispuesto a ayudar

    Autor: Abraham Lincoln

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alpaquilla, he respondido a este comment como tres veces ya pero no sé por qué no aparece... ainss
      Un besote y estoy de acuerdo, no cambiaría mi vida actal por vida en palacio :)
      Besos!

      Eliminar
  2. Qué historia tan chula!! Vamos, no te eligió a ti, porque si no, no habrías abierto el blog y no te conoceríamos!!
    Me ha encantado!! jajaj.
    Me imagino la de rumores que levantaría tu presencia junto a tu padre!!
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fue una noche interesante. Mi padre es de ese tipo de personas que disfrutaba por lo cómico de la situación. Y bueno, meejor que no me eligiera pero sigo sin comprenderlo.. jajajaja.

      Eliminar
  3. Ay que me parto jajajaj lo que fuerte miralo está con una jovenzuela jajajja me parto. Que bueno¡¡¡¡ a mi ese tipo de experiencias me molan cantidubi dubida, no me diga que no. Además cortita, mejor nena. Esas cosas si se alargan acaban siendo un supercoñazo. Me ha encantado. Pues hija no te atreviste, y no diste el paso... y eligió a la Leti. Si le hubieras guiñado un ojo y le hubieras dicho "que no me entere yo que ese culito pasa hambre" ahora sería futura reina de españa nena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La experiencia fue muy buena, sí. Y efectiviwonder porque no usé mis encantos con el príncipe que si no.... pero bueno, mejor así!

      Eliminar
  4. ¡¡Pero qué fuerte!! O sea, ¿que podíamos estar hablando con una princesa? Por favor, y yo con estos pelos!!
    Es una historia buenísima, para contar a los nietos o así, jajaja.
    ¡¡Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando se lo cuente a los nietos exageraré mucho algunos detalles jejeje lo salpimentaré con alguna declaración por parte del príncipe :o)

      Eliminar
  5. Qué bueno! Y lo del árabe plasta flipando con el libertinaje mujeril español es lo más, jajajaja!
    ¿Y pa que quieres al Príncipe y todos sus marrones si tienes a tu estupendo churri?
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Mo, no puedo estar más de acuerdo contigo, donde esté mi churri que se quite un príncipe, pero es cuestión de orgullo femenino!! jajajaj
      El árabe no tenía desperdicio, era majo, pero un poco plasta...

      Eliminar
  6. Jajaja. Qué experiencia, nena!!! Eso es para vivirlo... Por cierto, Felipito a mí también me vio una vez en Montevideo, en las épocas en que yo ejercía de periodista (si es que Leti y yo llevamos vidas paralelas) y aun así no se fijó en mí tampoco.... Ayyyyy.

    Espero que tu padre no haya tenido que dar muchas explicaciones con lo de Señora de... Jajaja. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el principito es un poco panoli, la verdad.
      Mi padre y yo afortunadamente somos como dos gotas de agua y en esa época yo tenía unos 23-25 años, así que creo que quedaba claro el parentesco, aunque mi padre disfrutó no diciendo nada .. le parecía más divertido. El es así.
      Besos guapa!

      Eliminar
  7. Jajaja qué risa!!!
    Yo he conocido a varios presidentes, ninguno español, y a uno iba todo el mundo a saludarlo y hacerle la pelota y cuando me preguntaron que si no iba a saludarlo, puse cara de asco y dije que no me faltaba más xD
    En otra ocasión que ya conté en el blog, el entonces presidente de la RD llevó a sus lambones a un acto de recuerdo a los mártires del 14 de Junio y me pareció tal falta de respeto politizar algo así, que me levanté delante del presidente, como a 3 metros, y me largué delante de todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien hecho!
      En este caso entre que yo era jóven y estaba demasiado cegada por el lujo y la realeza.. jaja, hoy por hoy no sé si iría...
      besotes!

      Eliminar
  8. Muy curiosa la anécdota !
    A ver si tienes más cosas así que contarnos, que te espera en mi blog un premio q viene con penitencia 
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Más premios, más penitencias... uff.. la semana que viene me pongo, aunque creo que ya me queda poco por contar...

      Eliminar
  9. bueno,bueno...Codeándote con la nobleza! jaja!
    Había que haber ido a por el árabe parlanchín que ese tenía más cuartos jaja!
    Es una experiencia que ha vivido poca gente,lo del acompañante de tu papi para partirse jeje!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, había unos cuantos árabes ricachones por ahí.. casi todos militares... toda una experiencia!!

      Eliminar
  10. Me ha encantado!! Llego tarde pero buenísimo. Me gustaría tener una oportunidad así, porque nosotras podemos ver las fotos en las revistas y tu la has vivido en directo.

    Besos

    ResponderEliminar