martes, 11 de septiembre de 2012

Recordando el 11 de septiembre

Hoy publico dos entradas...

Hoy hace 11 años del horrible atentado a las torres gemelas de NY. Hace un rato he cometnado en otro blog en el que decía su autora que todos recordaremos siempre qué estábamos haciendo en el momento en el que ocurrió. Y me he puesto a pensar en ese día. No sólo en lo que estaba haciendo sino en los recuerdos que todo ello me trae.

Yo estaba en el trabajo. Me llamó mi madre en cuanto vio en el telediario la noticia del primer avión, hasta entonces se creía que era un accidente, y la verdad es que me sorprendió un poco que me llamara para eso. Yo, al no haber visto imágenes ni haber oído a nadie decir nada hasta ese momento, pues no le di importancia y empecé a decirle a mi madre que para qué me llamaba a la oficina para contarme eso!! Me llamó porque nosotros hemos vivido varios años en NY, y aquello le impactó.. y justo en ese momento, mientras casi casi le regañaba por llamarme se estrelló el segundo. A partir de ahí empecé a oir que otras personas hablaban de ello. Abandonamos todos practicamente nuestras mesas para meternos en una sala con tele a ver las noticias, y el resto de la tarde, como casi todos, ya solo prestamos atención a lo que pasaba en NY.

Era martes. También recuerdo que justo ese fin de semana me independicé. Había alquilado un mini estudio, no lejos de mis padres, y había estado haciendo el traslado. Si no era la primera noche que pasaba allí sería la segunda y recuerdo que estaba tan aturdida y asustada que a punto estuve de dormir en casa de mis padres esa noche.

Como he dicho, mi familia y yo estuvimos viviendo en NY varios años. Todavía alucino cuando pienso en la de veces que fuimos a las torres a ver las vistas de la Gran Manzana cuando venían invitados... recuerdo que mi madre iba a clases de inglés en una de las torres, en el piso nosecuantos y que nos contaba anécdotas como que a veces se oía un ruidito que hacían los cimientos de las torres cuando había viento por el mecanismo que tienen algunos rascacielos que están sobre unos rulos gigantes que mueven milimétricamente los edificios para que no "se partan", y que eso le asustaba También recuerdo la de veces que he hecho transbordo en la estación del WTC... todos estos recuerdos me asustaban ese día, viendo las imágenes en la tele y todavía me causan escalofríos.

Desde que nos fuimos de NY en el 89 conservo muchos amigos en NY. Ese día en seguida pensé en ellos, dónde estarían... estarían a salvo...En muchos de los casos no temí por ellos en ese momento porque sabía que no estarían cerca, ya que en NY todo ocurrió muy temprano, y medio deduje que estarían todavía en sus casas, lejos de allí, pero siempre te queda la duda de si estarían en ese momento en el metro... me preguntaba si quizá alguno a los que había perdido la pista trabajarían cerca. Gente muy allegada me contó después que tuvieron que volver a casa andando desde sus trabajos, tardando hasta 5 e incluso 8 horas. Un amigo que vive en Brooklyn me cuenta que siente que ha renacido porque se "libró" ya que salió de casa tarde y ya no pudo ni coger el metro allí en Brooklyn porque acababa de ocurrir y ya estaban cortando el metro, si hubiera salido a su hora, habría estado cerca de las torres donde cogía el autobús tras salir del metro. Y así, muchas más historias .... Más adelante supe que sí que conocí a varias personas que finalmente sí perdieron la vida en ese horrible día. Un antiguo compañero de mi clase era bombero y murió cuando se desplomó una de las torres. Padres y madres de varios compañeros de otros cursos trabajaban y se hallaban en sus oficinas de las torres. Más un largo etc de gente que quizá no eran amigos íntimos, pero sí conocidos o famliares de conocidos del colegio.

No me puedo ni imaginar lo que vivió NY ese día. Por mucho documental que hayamos visto, para mí sigue siendo algo totalmente increíble.

Hoy se habla de este tema en todos los medios, por ello no me voy a extender más que lo dicho hasta ahora, vivencias personales, y un pequeño homenaje para gente a la que quiero que vivió ese horrible día muy muy de cerca.

7 comentarios:

  1. Yo no lo olvidaré nunca tampoco, lo ví en directo, acababa de llegar del colegio.

    Una amiga mía justo estaba de viaje en los Estados Unidos y había estado en las torres 2 días antes. No me quiero ni imaginar como se vivió allí.

    ResponderEliminar
  2. Yo estaba viendo la tele y de pronto interrumpieron la programación para avisar que un avión se había impactado en una torre. En ese momento, se estrelló otro. ¡Flipando estaba!

    ResponderEliminar
  3. Yo recuerdo perfectamente donde estaba y como me enteré de todo.
    A mi se me encoge todavía el estómago, no puedo ni imaginarme como lo vivieron allí.
    Hace tres años estuvimos en Manhattan y, todavía seguía habiendo un enorme agujero. El ambiente por allí era raro, más silencioso que en el resto de la ciudad.
    Me uno a ese homenaje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo estaba en casa con una amiga estudiando para un examen. A la hora de la comida nos enganchamos a la televisión, con una angustia que no había conocido antes. Me impresionó tanto...
    Un beso triste.

    ResponderEliminar
  5. Lo que podemos llegar a hacer las personas...es increíble. Tanto para lo bueno como para lo malo. Hay que tener muy poco corazón para hacer lo que hicieron igual que tantas otras cosas que pasan.

    Pero esto nadie lo olvidará y ojalá no se vuelva a repetir.

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  6. pues si tambien me acuerdo muy bien donde estaba aquel famoso dia, pero tambien quiero recordar que el 11 septiembre del 1973 un hombre venia brutalmente asesinado: Salvador Allende, ex Presidente Chileno, escuchar su ultimo discurso dentro del palacio presidencial el dia que le asesinaron tambien pone la piel de gallina

    ResponderEliminar
  7. Yo estaba trabajando también (en Montevideo). Pusimos la radio y nos enteramos. Estuvimos todo el día escuchando la radio y, cuando salí, me enchufé a ver la CNN toda la tarde. Vi caer la segunda torre en directo. Muy fuerte la impresión que me causó aquello. Esperemos que nunca más haya que hablar de cosas como esta. Besos.

    ResponderEliminar