lunes, 23 de marzo de 2015

El secreto mejor guardado

Ya os conté que mi vestido de novia es de no-novia. Aunque voy a admitir aquí que en realidad sí que es de novia, y tan novia… (la que sea lista lo va a poder cotillear a gusto). Es el vestido de novia, o sea, de su propia boda, de una conocida diseñadora de trajes de novia. Vamos, el que usó en su propia boda. Lo único es que no es blanco. Es de otro color. (bueno y las mangas son distintas y algún detalle que cambia…. Pero básicamente es el vestido de novia y está en el catálogo de vestidos de novia de la marca en cuestión, pero al no ser blanco pues yo digo que es de no-novia.

Como reza el título de esta entrada, el traje de novia es siempre el secreto mejor guardado. Sólo suelen conocerlo la madre de la novia y en algunas ocasiones la futura suegra y en mi caso mi padre. Pero en mi caso yo no he pedido a mi futura suegra que venga a las pruebas y no le he contado ni cómo es, ni de qué color.

Cuando el vestido de novia es de novia-novia, con su cola, su velo o mantilla, su color blanco o marfil o roto o como lo quieras llamar, sabes que nadie más va a ir de ese color. ¿Pero qué pasa cuando es de otro color y además nadie lo sabe? Pues que empieza alguna que otra invitada a decirte lo mono que es el vestido [insertar el color de tu vestido no-blanco] que se ha comprado para tu boda.

Luego está la futura suegra que o bien por sentirse ofendida de que no le hayas enseñado tu vestido o bien porque también le gusta hacerse la interesante no te dice cómo es su vestido, pero sí te enseña sus zapatos del color………. Del color de tu vestido!

Y claro, de repente te imaginas a media boda vestida de tu color… al principio pensaba… bah! Qué más da. La novia soy yo, y la prota soy yo y la más guapa voy a ser yo… pero ahora sueño con toda la boda vestida de mi color… jajaja. Que a ver, me importa un bledo… sí, pero no, pero en el fondo sí. Pero claro, no puedo hacer nada, porque me puede más el mantener el secreto…

En cuanto a avances en la boa… pues el 31 de marzo tenemos que hacer el “cierre de agenda” con el hotel. Confirmar invitados con sus nombres y todo para el protocolo y todo eso. Confirmar el menú, las personas que comen menú especial (tenemos celiacos y vegetarianos entre los invitados) y saber el centro de mesa que queremos y todos esos últimos y pequeños detalles.

Hemos contratado un mago, unos animadores infiantiles, encargado unas tarjetas solidarias para dar a los invitados en vez del típico detalle que va a quedar seguramente relegado al fondo de un cajón, he preparado unas cestitas que llaman “kit de emergencia para pequeños imprevistos” que dejaré en los baños con tiritas, toallitas refrescantes, hilo y aguja, toallitas desodorantes, horquillas, peine, etc…  y vamos a poner una máquina de fotos de usar y tirar en cada mesa para que los invitados puedan hacer su propio reportaje gráfico de cada mesa y un proyector con fotos de nosotros con cada invitado, antiguas y recientes, que se mostrará en bucle durante todo el baile…. Creo que eso es todo!!

No haremos corte de tarta ni entrega de ramo, y la chica del hotel nos ha convencido para hacer un brindis al entrar al salón pero me estoy empezando a rajar de eso también.. jaja.

En fin, que no queda ná. Menos de tres semanas. Qué nerviossss. Ajajajaj. Bueno no, nervios cero la verdad pero sí muchas ganas. Sobre todo del viaje de después. Aunque me da una pena tremenda dejar a mi ciruelilla tantos días!

Besitos y ¡feliz lunes!

10 comentarios:

  1. Ciru, yo también fui de RC ;)
    Estarás guapísima aunque todas se planten un gris perla.
    Mil besos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Que bien suena todo, pero ten cuidado, que yo dije que en mi boda ni vals ni naranjas fritas y una vez llegado el momento el jefe de ceremonias del sitio dijo que hasta que no se bailara el vals no se abría la barra libre ¡¡Que donde se había visto una celebración de boda sin vals!! Y no nos quedó más remedio aaarg!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantan esos pequeños detalles, como el kit de emergencia, que hacen que todo el mundo siempre recuerde... pues en la boda de X tenían una cosa superoriginal! jajajaj
    Que poquito te queda :D

    ResponderEliminar
  4. Demasiadas pistas has dado con el vestido como pase alguien que no deba por aquí :p Muy bonito y menudo tipazo que debes tener para ponerte ese vestidazo!!! :D Vas a estar guapísima!!
    Queremos fotos después, eh? :)

    ResponderEliminar
  5. Hola: No descartes el brindis a la entrada porque es una forma de agradecer a todos los invitados que hayan asistido y todos se van a poner en pie y brindar por vuestra felicidad... Yo recuerdo ese momento como muy emocionante también... ya no te queda nada.. qué ganas que llegue el día. Ya verás como se te pasará volando y ni te darás cuenta.... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  6. Bueno, no estoy escribiendo a nadie, porque como ya conté en mi blog estamos en una época compleja, pero no quería dejar pasar la oportunidad de desearte que pases un día genial y seas muy feliz. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  7. Ya mismo está aquí. Yo hubiera dicho el color para que nadie me repita, pero claro, estropearía la sorpresa... qué dilema! jejeje
    Seguro que todo sale muy bien, no dejes de contarnos!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Qué poquito queda yo!!! La verdad es que lo del color del vestido tiene que ser un problema porque estropear la sorpresa no mola pero, claro, que todo el mundo vaya igual, pues tampoco. De todas formas, como dices, la protagonista indiscutible vas a ser tú así que, como si vais todos uniformados. Jajajaja. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  9. Vas a estar preciosa. Yo tengo muchas ganas de que nos cuentes como fue. Besos!

    ResponderEliminar
  10. El otro día una prima mía soltó que iba a ir de A o de B, y B era el color de mi vestido. Pero bueno, a la que le va a dar vergüenza ir como la novia va a ser a la invitada, no a la novia. Ya les puse en el guasap de la familia que eviten los tonos X, así que lo dejo a su cuenta y riesgo.

    Mi vestido de novia también existe en blanco, pero el blanco no es para mí. Si no fuera de mi color, elegiría dorado o tostado, pero no blanco.

    Besis de fresi

    ResponderEliminar