domingo, 18 de diciembre de 2011

Querido Amigo

Queridísimo amigo: Cuánto me gustaría decirte en persona lo que pienso. Y lo haré. No sé cuándo, no se cómo, pero lo haré.

Esta semana he reflexionado mucho. Quiero ser mamá. Quiero ser mamá YA. Quiero ser mamá sobre todas las cosas.

Quizá este loca, quizá sea precipitado, pero quiero ser mamá contigo. Me gustaría mucho, pero no veo que estés preparado. Llevo muchos meses dispuesta a ser mamá contigo y créeme que que ser mamá sobre todas las cosas no significa que sea fácil para mí plantearme qué es más importante - tener paciencia y esperar a que estés decidido o tirar todo por la borda, dejar de quererte y hacerlo sola.

Comprendo tus miedos, comprendo que necesites dar tus "pasitos" y te los he dejado dar con mucha paciencia, escuchándote, comprendiéndote, dándote espacio. Lo he hecho porque he apostado por esta relación porque eres muy importante para mí. Como amigo y como amante y como compañero. Pero compréndeme tú a mí. Yo no quiero esperar más. Veo una barriguita o un niño por la calle y me dan casi como mareos. Siento envidia, siento envidia y no necesariamente sana. Quiero ser mamá.

Sueño despierta en ser mamá contigo. Nos veo juntos, te veo con un niño en brazos pero luego hablamos, luego pasan los días y no lo veo en absoluto. No te veo decidido, no te veo convencido y quiero decírtelo, quiero contártelo y no puedo.

No puedo porque sé cómo acabará la conversación. Veo que la única solución sería que nos dejáramos de ver, que dejáramos de ser pareja, si tenemos esta conversación me vas a decir que no, me vas a pedir que espere y no puedo. Ya no, ya más no. Sé que hablar contigo de esto puede significar nuestro final y me da mucha pena.

Ahora bien, si hablamos, si me dices que no me puedes dar esto que necesito, espero que sigamos siendo amigos durante mucho tiempo y me apoyes en esta nueva a aventura. Lo deseo de corazón. Si no vas a ser el papá de mi hijo, espero que por lo menos seas su tío preferido.

Así que cuando pasen las navidades hablaremos. Intentaré ser fuerte, intentaré ser clara y por supuesto intentaré convencerte pero la conclusión será que yo seré mamá. Contigo o sin ti.

En enero hablamos, y espero que me digas que sí.
Este es un diario para mi futuro hijo que espero también sea el tuyo.

Te quiero
C.

1 comentario:

  1. Hola! Rebotando de blog en blog he llegado al tuyo, y esta entrada me ha emocionado de verdad. Casi podría haberla escrito yo punto por punto. Parece que me hubieras leído la mente.
    Yo estoy ahora mismo como estabas tú hace... 4 años, no? Veo que al final lo conseguiste, enhorabuena!!!! :)
    Estoy en proceso de conseguir que él se decida a lanzarnos a la maravillosa aventura de la paternidad. Yo lo tengo clarísimo, quiero ser madre YA. Pero Él tiene dudas, me dice que ahora no es buen momento (estamos ambos en paro), pero yo ya no sé cómo acallar esta voz interna.
    Voy a esperar hasta año nuevo, y luego volveré a planteárselo en serio.
    Ojalá el 2016 sea nuestro año... Cruzo dedos.
    Encantada de saludarte, me quedo por aquí, para ponerme al día.

    ResponderEliminar