martes, 28 de agosto de 2012

La vuelta al cole

Qué divertida era la vuelta al cole cuando era pequeña. Recuerdo con ilusión ir a comprar los cuadernos, estuches, bolis etc. También recuerdo como algo super divertido reencontrarte con los compañeros, descubrir quién sería tu nuevo profe... en fin, daba pereza volver a los deberes y exámenes pero al mismo tiempo hacía ilusión.

Con el trabajo no me pasa lo mismo. Si no hubiera visto a mis compis durante un par de semanas más no me habría importado nada.

En fin, que ya estoy aquí, ya me he puesto al día de los blogs que leo a diario gracias a que todavía estamos en la última semana de agosto y que todavía no ha empezado la verdadera vuelta al curro.

Tema casa seguimos igual, no hemos firmado aún, todavía quedan un par de gestiones que nos tiene que hacer la promotora y hasta que no estén no firmarmos el alquiler. Pero será en breve. ¡Qué ganas! Después de todo lo que ha pasado este año me apetece mucho mucho el tema de la convivencia, sobre todo después de un "aperitivo de convivencia" 10 días en un apartamento en la playa...  Lo de la mudanza da menos ganas y es un estrés. Todavía no he empezado a empaquetar porque al fin y al cabo sigo viviendo en mi futura ex casa y con lo histérica que soy yo con el desorden no me apetece empezar porque me veo un mes con cajas rondando (lo de un mes es una exageración, espero poder mudarme antes de dos semanas máximo). Eso sí, ya empecé antes de las vacaciones a mirar qué cosas podía tirar... y siempre hay muchas cosas que tirar. Es increíble lo que uno va guardando.

Aprovechando la limpieza y el tener que llevar pocos y pequeños liquidos en los aviones, me di cuenta de cuántos frasquitos, muestras, botes de gel de esos que te dejan en los hoteles y nunca usas pero te llevas pensando que en el próximo viaje te vendrán genial, y cuánta chuminada guarda uno. Me deshice de casi todos (alguno me llevé en el mini neceser trasparente ofcourse). También me dediqué un día a revisar todos los medicamentos para ver cuántos había caducados.. y los había... tremendo!!

Pues nada más por hoy... Me alegro de estar de vuelta pero por otro lado me encantaría seguir en la playita...

¡Chiquitín, se acabó el verano, ya he vuelto a casa y te espero con los brazos abiertos!

Besotes a todos

8 comentarios:

  1. Sí que es verdad que se acumulan trastos innecesarios.
    ¡Feliz regreso!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida!!
    La vuelta siempre es dura, pero tienes un montón de novedades por delante y septiembre se va a pasar sin que te enteres.
    De normal acumulamos un montón, y si tienes un compañero que guarde de todo por si acaso, ni te cuento!! Miedo me da hacer una mudanza a mi, jejej.
    Ahora a por todas!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenida!!!

    Jajajaja, yo tampoc echo de menos a mis compañeros de trabajo, para nada. Sólo a uno y porque somos amigos fuera de aquí pero si no...ya sabes, les iban a ....(piiiiiiii)

    Preparada para empezar un Septiembre lleno de buenos augurios y de menos trastos????

    La alpaca se despide con:

    El hombre que más ha vivido no es aquél que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida
    (Rousseau, Jean Jacques )

    mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
  4. La vuelta al cole, era divertida, pero la vuelta al curro es HORRIBLE, hacía años que no tenía 15 días seguidos de vacaciones y ahora que duro se hace la vuelta :(

    ResponderEliminar
  5. Hola nena! yo también tengo sentimientos encontrados con la vuelta al cole... por un lado apetece (o a mí me apetece) volver a las rutinas, ver a algunos amigos más a menudo y por otro lado...
    Me alegra leerte de vuelta y tan contenta! Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Se acumulan un montón de cosas inútiles, sí que es cierto...

    Ánimo con esa vuelta al trabajo. Lo bueno que tiene volver en agosto es que vas cogiendo el ritmo poco a poco. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo vengo observando desde hace tiempo que los otoños de los años pares siempre traen buenas noticias, así que seguro que en tu caso también es así. Da perecilla pero bueno, demos gracias que tenemos un trabajo porque con la que está cayendo...
    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Es cierto, volver al curro no apetece nada, incluso al cabo de una hora o dos saldrías corriendo de lo que echas de menos estar de vacaciones y al cabo de dos días es como si no te hubieras ido de vacaciones. Pero mira tenemos trabajo y no podemos quejarnos.

    Besos y voy a curiosear un poco por tu blog, si no te sabe mal

    ResponderEliminar