lunes, 9 de noviembre de 2015

Popurrí segundo trimestre


Buenos días chiquitín, y esta vez ya lo digo con un poco  más de convencimiento de que eres chiquitín y no chiquitina.
Estoy de 14 semanas y pico y ayer en la visita al ginecólogo me dijo que parecía que era niño. Siendo tan pronto no me lo quiere asegurar al 100% pero eso parece … por ahora.

En realidad han pasado tres semanas desde que empecé a escribir esto, así que estoy de 17 semanas! Hace 10 días me hice la amnio, como la última vez, y en la ecografía que me “regaló” el médico como premio de consolación por el pinchazo me dijeron que sí, que tiene colita.

Últimamente no tengo tiempo de actualizar el blog, ni de leer blogs que me encantan, aunque algún día leo algo, pero tampoco me da mucho tiempo para comentar. Pero prometo ponerme al día!

Este embarazo me está resultando muy largo, o quizá es que se me esté haciendo más duro por aquello de tener a Ciruelilla reclamándome todo el día. La pobre se porta genial y la verdad es que guerra da poca. Es más no da nada de guerra y eso que yo no le dedico toda la atención que me gustaría. Con esto del cansancio, el tiempo regulero, etc etc no estamos yendo nada al parque. Cada vez voy a recogerla más tarde porque mi cuerpo me pide un rato para mí entre el trabajo y recogerla. Me consuelo pensando que ahora que es “más mayor” disfruta más en la guardería que en casa conmigo  - algunas me llevarán la contraria en esto, pero al menos en la guardería juega con los amigos, corretea, y se entretiene más que conmigo en este “estado” – estado de cansancio absoluto, sueño, irritabilidad, pesadez…. Y encima la gripe que he tenido.

Hace unas semanas estuve con gripe o trancazo o lo que fuera, pero estuve fatal. De hecho me quedé dos días en casa… yo, que no falto a trabajar ni aunque me esté muriendo… y después de dos días volví al curro porque no era plan de cogerme baja, pero luego terminé arrepintiéndome, claro, porque realmente me habría hecho falta.

En cualquier caso ya he empezado el segundo trimestre y como si de un truco de magia se tratase han cesado el sueño (que no el cansancio, ese es otro tema) y las medio nauseas. Vuelvo a tener algo de paciencia (poca) y lo que tengo también es un hambre bestial TODO el rato. Llevaba el tema del engorde muy bien, solo kilillo y medio al cumplir 14 semanas pero en estas ultimas tres: boom! 2.2 kilos así sin comerlo ni beberlo (bueno, miento comiendo y bebiendo tó, luego voy y me extraño)

En fin, que la última vez engordé casi 20 kilos y me he propuesto esta vez no pasar de 15 (y ya es un tope generoso)

De la amnio no sé qué contar que haya sido diferente de la última vez, la verdad es que el pinchazo es lo de menos y el reposo casi casi hasta se agradece aunque sufrí por ciruelilla que quería que la cogiera y no podía. Fue gracioso, el mismo día de la punción volvimos a casa sobre las 4 y me eché una siesta. A las 6 mi marido se fue a por la peque y se la llevó por ahí toda la tarde. A las 8.30 volvió y yo me encerré en mi habitación y a la peque él le dijo que mamá estaba trabajando. Les oía desde la habitación y me mondaba de risa… qué conversaciones, qué graciosos los dos. Cuando ya la peque se metió en la cuna salí de mi escondrijo. Y al día siguiente por la mañana lo mismo. Mamá se ha ido a trabajar y ahí escondida escuchándolo todo hasta que se fueron a la guarde. Pero oye, qué bien me vino un poco de desconexión “física” de la peque y dormir a pierna suelta de la cama al sofá del sofá a la cama durante algo más de 24 horas!

Ahora a esperar a que nos llamen con los resultados. A la semana de la amnio tuve eco para ver si el líquido se había regenarado bien y está todo perfecto. El 1 de diciembre eco de las 20 semanas.

Y eso es todo por ahora. Publico ya que si no se me queda esto en “draft” otros diez días!! Jaja
Besos y feliz lunes, sobre todo para los que tengan fiesta hoy!!