miércoles, 9 de septiembre de 2015

8 semanas


 

¡Buenos días chiquitín! – esta vez estoy convencida de que será niño, así que volvemos al tradicional saludo: ¡Buenos días chiquitín!
Pues ya estamos en la semana 8, por fin el lunes fui al médico y pude ver que mi niño está ahí, su corazón late, es sólo uno (gran preocupación de mi maridín que estaba convencido que venían dos… no sé por qué) y que todo va bien.

El pasado viernes me llevé un sustillo pues empecé a manchar por la mañana. Fui a urgencias y no se veía nada que pudiera causar el sangrado. Aun no había tenido mi primera visita al gine, así que menos mal que el médico de urgencias me iba diciendo que había saco, había embrión y pude oir el latido. No llegué a ver nada en el ecógrafo porque lo puso de modo que no podía verlo, pero oírlo lo oí.

Para curarse en salud me mandó reposo y progesterona via vaginal, pero me dijo que no había hematomas ni desprendimientos ni nada pero que cuando hay sangre hay amenaza de aborto (me lo dijo un poco así a lo bestia y me quedé hecha polvo), pero bueno no me di de baja y fui a trabajar porque mi trabajo es muy tranquilo y además no podía faltar ese día, total era viernes y bueno, si no había visto nada “malo” …

Me acordé que con ciruelilla me pasó lo mismo en la semana 12 y tanto el médico de urgencias como el mío al que vi unos días más tarde me hablaron de “sangre atrasada” que a veces sale y que muchas veces suele coincidir con la fecha de la regla. En el caso de Ciruelilla fue en la tercera falta y en el caso actual justo el día de la segunda falta… así que me vine al trabajo y estuve super tranqui y reposando todo el fin de semana. Al final solo manché un poco el viernes por la mañana y no manché más.

Así que el lunes ya fui al médico y me dijo que efectivamente había mujeres que manchaban todo el embarazo en las fechas en las que hubieran tenido la regla. Que en la eco no se veía nada “malo” y que no me preocupara. Ni baja, ni progesterona ni nada. Todo perfecto. 8 semanitas de embarazo y vuelta a empezar con análisis citas etc.

Yo me encuentro bien, aunque esta vez sí que tengo un ligero malestar quizás se podrían llamar nauseas. Yo tengo un umbral del dolor y del malestar muy alto, por lo que no suelo quejarme y no suelo padecer este tipo de malestares por así de decirlo. Sí que me noto medio revuelta, o con una sensación rara en el estómago cuando he comido mucho o cuando tengo el estómago vacío. Alguna vez la sensación era como que si vomitaba me encontraría mejor pero nunca he llegado a eso.

Sí que tengo unos gases tremendos y la tripa parece de 3 o 4 meses en vez de 8 semanitas de nada. Sobre todo por las noches. No sé yo cuánto voy a poder disimular esto.. jajaja. Y lo del sueño que tengo no es normal. Recuerdo pasarlo mal con ciruelilla y tener mucho sueño pero esta vez.. madre mía, cuánto sufro a las 4 de la tarde en el trabajo! Un sueño horroroso… en fin, si no recuerdo mal a partir de las 12-14 semanas todo eso desaparece.

Por lo demás ya estamos instalados en la rutina de la vuelta al cole, incluida ciruelilla que ya está en la guardería y muy contenta, como siempre.

¡Feliz miércoles!