martes, 16 de diciembre de 2014

Encontrar un vestido de no-novia

Igual que siempre tuve claro que tendría una boda sencilla y civil también tenía o tengo o creo que tengo claro que quiero un vestido de no-novia.

De hecho siempre pensé que iría "de calle" con algún vestido sencillo incluso tenía en mente más o menos cómo quería que fuera. Lo malo es que es un vestido para los tipos 1 y 2 de boda que expliqué el otro día. Es decir para casarme sin invitados o con sólo la familia nuclear.

Ahora bien, puestos a hacer una boda como debe ser - aunque sea civil y aunque sea sencilla- pues ya me va tirando más un vestido de novia-no-novia. Que una sólo se casa una vez en la vida y al final quiere ser la prota y que se note que es la novia.

¿Por qué digo siempre no-novia en vez de novia? Pues porque yo no quiero ser princesa. No quiero un vestido con cola, ni can can, ni tules, ni encajes, ni vuelos, ni velo. Por ahí sí que no paso. Primero pensé que definitivamente sería un vestido corto. Luego, después de navegar mucho por la red y ver opciones de corto pensé que ni de coña. Así que me puse a buscar vestidos de novia o no-novia en plan vintage. Preciosos, sí, de novia novia, también, carísisisisismos, también!

El siguiente problema: el tiempo. La mayoría de los sitios te dicen que mínimo 5-6 meses para cofeccionarlo. Mal. Luego están las tiendas (a diferencia de los tallleres) donde con menos tiempo te apañan algo o bien tienen tallas específicas que como mucho te retocan aquí o allí. Así que nada, vuelta a la casilla de salida.

Paseando un día por Madrid entramos en un centro comercial y estaba teniendo lugar en ese momento una "Feria Vintage" y uno de los stands tenía trajes de novia y de fiesta muy chulos. Cotillée un poco y cogí la tarjeta. Fui unos días después a la tienda. Me enseñaron unos vestidos de novia-novia vintage perciosos. Me enamoré de uno de los años 60, pero sólo lo tenían en talla 36 (yo soy una 40-42 así que ni en broma) pero me dijo la chica que me atendíó que podían hacerme una réplica. Era perfecto. Sencillisimo hasta decir basta. Con dos detallitos de nada que me enamoraron. Sin vuelos, ni cola .. el escote como a mí me gusta (es decir sin escote) la manga era muy cortita para mi gusto pero al poder hacer una réplica pues me harían las mangas un poco más largas, tipo manga francesa. Eso sí, con tres meses iban un poco justitos. Me dijo que otro día fuera a probarmelo aunque me quedara pequeño, así que iré, cuando vuelva mi madre que está de viaje. Y justo cuando me iba me enseñó un vestido de no-novia que tenían en varios colores y que era de un diseñador que hacía también trajes de novia y que el modelo en cuestión se lo habían hecho en "color novia" a una chica que buscaba exactamente lo mismo que yo. En ese momento dije: ese es mi traje.

Me dijo que en mes y medio podía estar porque era de una linea para la que el diseñador ya tenía los patrones sólo tenía que decidir cosas como el corto de la manga y el largo de la falda. Con cola o sin cola, y si la cinturilla del vestido iba para acá o para allá. Al ser tan sencillo y de una tela tan normalita admitía muchos más complementos y me esneñó una serie de broches, pendientes, etc vintage preciosos. Me enseñó cómo podía quedar un broche que hiciera las veces de hebilla para la cinturilla, etc...

Salí emocionada.

Ahora tengo que volver y probármelo ... conociendo a murphy me quedará fatal.. jaja.. pero mientras tanto por lo menos tengo una idea más o menos clara de lo que quiero. Y eso ya es todo un logro. También me tranquiliza saber que en mes y medio lo tendrían.

Ya os contaré más cuando me lo haya probado.

En la tienda también tenían vestiditos de niña, de paje o niña de arras o como se llamé. También vintage. Preciosos. Ya me imagino a mi princesita.... porque ella sí que tiene edad para ir como una princesa. Yo no, me pilla un poco mayor.

¡¡Besos y feliz martes!!

miércoles, 10 de diciembre de 2014

Divagando sobre bodas....

Desde siempre he tenido una idea muy clara de cómo me quería casar. Bueno, varias ideas con un denominador común: sencillo, rápido, civil.

En un momento dado de mi vida se reducía a mi pareja y yo, solos, con un par de testigos – tipo Las Vegas o bien en un ayuntamiento un martes cualquiera sin avisar a nadie.

Pensando en las consecuencias de algo así – mi madre me deshereda, por ejemplo – la siguiente mejor opción era una boda civil con sólo la familia nuclear (padres y hermanos), de nuevo un martes cualquiera con una buena comilona después (así hicimos por ejemplo con el bautizo de ciruelilla) – esta opción me dejaba siempre un amargo sabor de boca por los amigos y resto de familia.

Lo cual me llevaba siempre a la tercera opción que boda con solo familia nuclear el día que sea + un fiestorro un sábado cualquiera cercano a la fecha de la boda para celebrarlo.

Ahora que todo esto no son solo “lo que haría si me caso” sino que tengo que decidir “cómo me quiero casar porque me caso de verdad” pues tengo un batiburrillo de ideas sobre lo que querría hacer, lo que debería hacer o lo que “qué narices! hagámoslo bien que esto solo se hace una vez”. No abandono en absoluto el denominador común. La boda será civil, será sencilla y se hará rapidito. Me gustaría que hubiera ceremonia civil con invitados y fiestorro a continuación. Ahora bien, aquí se presentan las complicaciones que además son complicaciones ligadas a la burocracia.

Los ayuntamientos de Madrid sólo casan el segundo o tecer (según se de) jueves y sábado de cada mes. De 9 a 14. Veo difícil cuadrar horarios de ceremonia seguido de banquete. Imagina que te dan hora a las 10 de la mañana el sábado… o que ese mes solo hay hueco el jueves. Yo tengo claro en qué tres ayuntamientos eligiría casarme en Madrid, los demás es que me niego (por feos o por estar lejos) así que cuadrar todo es muy difícil. El escenario perfecto sería celebración civil en el ayuntamiento a las 12h seguido de celebración de día. Pero volviendo al problema que se presenta, pongamos que no hay hueco el segundo sábado del mes o te lo dan a las 10 de la mañana. ¿qué hacer?

Segunda opción: casamiento a la hora / día que te digan con solo familia y la celebración el sábado noche (o medio día). A esta opción como que le faltaría algo, verdad?

Tercera opción – la que menos me gusta. Casarme un jueves o un sábado temprano o cuando sea, con solo la familia y luego el sábado organizar una ceremonia (con un oficiante o lo que sea) en el hotel justo antes del banquete. Lo llamo ceremonia de paripé - no quiero ofender a nadie porque para gustos colores, pero eso de que un oficiante actúe y haga una boda que no es la legal, o eso de decir votos o que los amigos familiares lean poemas o hagan emotivos discursos etc a mí no me gusta. No va conmigo. Lo veo un poco cursi – lo siento si pensáis lo contrario o lo hicisteis en vuestras bodas, seguro que es algo precioso, emotivo y súper romántico pero no va conmigo.

En Madrid no suele darse el caso de que un concejal o alcalde oficie la boda en el lugar de la celebración – aparte de que previamente o posteriormente tienes que ir al ayuntamiento a firmar porque en muchos casos no dejan que los libros salgan del ayuntamiento. Si lo pudiera hacer, es decir que el concejal vaya al hotel a oficiar allí el matrimonio civil pues lo haría. Pero es caro – los hoteles cobran hasta 2000 euros por el montaje – y es complicado conseguir un concejal que lo haga.

Y ahí viene la opción de casarnos en otra provincia y en particular en un lugar donde hacen esto todos los días. En el complejo en el que estuvimos nos dijo la señorita relaciones públicas que el Alcalde de la localidad a la que pertenece sí oficia las bodas allí en su complejo (y luego el día siguiente vas y firmas los papeles) El Alcalde en cuestión hace la boda tal cual y permite que añadas todas las florituras que quieras: puede decir él unas palabras, puedes poner música, que haya lecturas o para quien le guste, discursos. Todo eso a gusto del consumidor. Puede ser al aire libre, o dentro, en la bodega o en tu propia casa … En el caso de este hotel sería en un sitio precioso que lo vi en foto y cuesta un pico pero por lo menos me parece un poco más real. En un ayuntamiento de Madrid no puedes hacer todo eso. Son mucho más rígidos en el tema de la duración, decoración y protocolo:  15 min y siguienteeeee.

Y nada, en esas estamos aún. Como no hemos ido a la cita del registro aún y no tenemos el expediente pues aún ni hemos preguntado disponibilidad en los ayuntamientos. Todo se reducirá a lo que nos digan. Si quiero marzo y tiene que ser el segundo jueves pues entonces me lo ponen fácil, sería la opción dos o tres. Lo que sí estamos empezando a mirar es disponibilidad en los hoteles, etc

¡Ya os iré contando!

martes, 9 de diciembre de 2014

Sigo viva ... y con cosas que contar

Llevo mucho tiempo sin escribir porque tampoco es que tuviera mucho que contar. Sobre todo después de mi actuación estelar en el post estamos como cabras.

Así dando unas pequeñas pinceladas os cuento que ciruelilla ya camina que se las pela… corretea por toda la casa y cada vez quiere menos sillita por la calle. Pero pocas veces la dejamos caminar por la calle sobre todo si tenemos un lugar específico donde ir porque ella va por libre y basta que quieras ir calle arriba ella va calle abajo y viceversa. No te da la mano ni en broma… eso sí, es ver un escalón y ahí sí te da la mano y puedes hacerte vieja subiendo y bajando el escalón… no se cansa. 40 veces? Pues 40! Lo malo es que el escalón del bordillo también cuenta como escalón y como le de por bajar ese, como obviamente ese no lo vamos a bajar, pues se pilla unos enfados... Madre mía, tiene un genio mi niña... que todo lo que tiene de santa ¡lo tiene de genio!

A parte de eso va diciendo alguna palabrilla más… a su extensísimo vocabulario hemos añadido “gasssias” pero lo dice cuando te da algo ella a ti en vez de tú a ella. Y este fin de semana viendo una foto de los abuelos dijo “lelelo”

Eso en cuanto a novedades de la peque. En cuanto a mí, os diré, que aunque no sabemos aún ni dónde ni cuándo… ¡Nos casamos!

Los trámites son un rollo. Resulta que vas al registro con todos los deberes hechos y te dan una cita ¡¡para 6 semanas después!! – y yo que quería una boda exprés! Fuimos no sé qué día de noviembre.. ya ni me acuerdo... y nos dieron cita para enero, el 15 si no recuerdo mal. Ese día iremos al registro a dar todos los papeles, porque la primera vez sólo los miraron por encima … y luego tengo entendido que una vez que demos todos los papeles nos dirán cuando volver a recoger el auto favorable (o no) y por lo que he leído tardan entre ¡¡¡¡30-50 días!!!!! ¿estamos locos o qué? Total que nos ponemos en el 1 de marzo a lo tonto a lo tonto…  No entiendo lo de la doble visita al registro. La primera sin cita enseñarlo todo y pedir cita… y luego en la cita recogen todo pero no te dicen nada… en fin. Las cosas de palacio van despacio.

En fin, que como he dicho quiero una boda exprés, nada de estar 9-12 meses planeando una boda, sobre todo porque a partir de abril olvídate de encontrar un sitio libre … así que estoy yo con miras a que sea a finales de marzo. La boda será civil. En principio en Madrid, pero no descartamos algún lugar bonito de Castilla León.

Este fin de semana hemos celebrado el cumpleaños de mi chico en unas bodegas preciosas de la milla de oro de la ribera del Duero y nos ha encantado el sitio. Ya tenemos el dossier de bodas y hablado con la RRPP… así que no lo descartamos. Tendrían disponibilidad en marzo pero a partir de abril nada hasta finales de septiembre. ¡Paso!

En el próximo capítulo os cuento el por qué prefiero fuera de Madrid que en Madrid.

Seguiremos informando. No iba a decir nada hasta enero que nos orientaran un poco más en el registro pero es que si no me veía yo que no publicaba nada hasta entonces. Y como hasta ahora no lo sabe nadie – tampoco diremos nada a nuestros padres hasta que vayamos de nuevo al registro- pues me moría de ganas de contarlo en algún lado.. jejeje

Besos y ¡feliz martes!